Echeyde y Magec

La historia de Guayota, El Maligno 1


La historia de Guayota, El Maligno. Leyendas guanches (Islas Canarias)

Echeide y Magec

Echeide y Magec

 

Cuentan que…hace ya mucho tiempo…Magec, el Sol, brillaba tranquilo en lo alto del cielo, dando luz, calor y tranquilidad a la isla y sus habitantes…cuando, de repente…, el aire, turbio y espeso, y las nubes arremolinadas hicieron presagiar que algo malo iba a suceder…
Guayota, el Maligno

Guayota, el Maligno

 

Los animales andaban inquietos. Los perros aullaban, los pájaros volaban en bandadas de un lado a otro como tratando de encontrar cobijo…hasta el mar andaba revuelto…Era Guayota que había salido del interior de las entrañas de Echeyde.

Guayota, fuera de Echeyde

Guayota, fuera de Echeyde

Guayota, el Maligno, apareció y capturó a Magec, y lo hizo prisionero ocultándolo en el interior de Echeyde.

    

Magec capturado por Guayota

Magec capturado por Guayota

 

 

 

 

 

 

Fue así como el día se hizo noche, y la penumbra y la oscuridad se apoderó de la isla. 

 

Los guanches, atemorizados de que la oscuridad del día se hiciera eterna, fueron a pedir ayuda a Achamán, el Grande, el Sustentador de los Cielos y la Tierra.

 

Achamán, el Grande

Achamán, el Grande

 

Achamán dispuesto a ayudar a los guanches, se dirigió hacia Echeyde, en busca de Guayota. Fue entonces cuando se entabló un duro combate entre ambos…la tierra tembló y se quebró…y de Echeyde comenzó a salir humo, lavas, azufres y escorias que bajaban por sus laderas y encendían el cielo…Guayota intentaba vencer a Achamán.

Lucha entre Achamán y Guayota

Lucha entre Achamán y Guayota

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente…Achamán logró vencer a Guayota y liberar a Magec, que volvió a iluminar el cielo y dar calor a la tierra. Entonces los días volvieron a tener su luz y el aire, el mar y los animales quedaron tranquilos, y los guanches contentos por la victoria de Achamán.

 

 

Achamán libera a Magec

Achamán libera a Magec

 
Guayota, como castigo a su maldad, fue encerrado por Achamán en el interior de Echeyde, quién taponó su cráter para evitar que escape. Desde entonces, ahí permanece Guayota, en el interior de Echeyde, donde se le siente respirar próximo al cráter…

 

 

Texto basado en la versión de Sabas Martín,  
Ritos y leyendas Guanches (Ed.Miraguano, 1985)
Dibujos originales ©

Deja aquí tu comentario

Una idea sobre “La historia de Guayota, El Maligno